«Anything can happen and it probably will» directorio 
DIVAGACIONES.COM
volver a Tabla de Opiniones Aleatorias
Divagaciones de
Fossil
Versión 1.2
 

* 6ª OA: Particulares y empresarios se lanzan a la compra de "dominios papales"
* 5ª OA: Té: ¿bolsitas (el infierno) o granel (el cielo)?
* 4ª OA: Un Cthulhu, dos Cthulhus, treees Cthuuuu-uuulhuuus...
* 3ª OA: Sark: no es Paul Newman (y ya ves lo que le importa)
* 2ª OA: Lo que estuvo sobre la mesilla de noche (enero-febrero)
* 1ª OA: ’EU2’, o la madre que parió a los de Paradox
* Tabla actual (ver 0.9)


* ¡Opina YA!
(Servicio ofrecido por Weborama)


* D20es
* Desde el sótano
* Dnd-es
* Drakkos
* El estudio de Lovecraft
* Fiade
* Inforol
* Master’s Dreams
* NoSóloRol
* Psycho Corp
* Sociedad británica para el Conocimiento
* El Templo de Hécate


* Base Bibliográfica de Ciencia Ficción y Fantasía
* Bibliópolis
* La concha de Gran A’Tuin
* Espada y brujería
* The HPL Archive
* Los manuscritos perdidos
* Los Pulps
* Sedice.com


* ADLO Novelti Librari
* La cárcel de papel
* Cosas de frikis
* Guiadelcomic.com
* Un tebeo con otro nombre
* Tebeosfera


* Confíe en mí, ¡soy abogado!
* En bujca del tiempo perdido
* El hombrecillo verde me dice cosas
* La Luna de Valencia
* Mis ralladas
* The Sarkside
* Tanto gilipollas y tan pocas balas
* La ventana indiscreta
* Zahurda subrepticia


* Gritos desde el calabozo
* Cine a Gritos
* Libros a Gritos
* Foro de Bibliópolis


* Dork Tower
* Hello Cthulhu
* El joven Lovecraft
* PvP Online
* Las tiras de Dreamers
* Unspeakable Vault


* Sindicación RSS/XML
* Blo.gs
* Blogwise
* WhoLinksToMe


* ¡Únete a la plataforma!

* Este blog aparece listado en...

... pero no sé porqué.



XML RSS
volver a Tabla de Opiniones Aleatorias
¡¡¡ DE LO MÁS RECÓNDITO DEL ALCANTARILLADO LLEGA EL FOSSIL FAVORITO DE LOS NIÑOS !!! 
página 1 de 3

¿De qué va esto? De instrucción, de disciplina británica, de opinar sobre los juegos de rol, la ’ojcuridad’ y los buenos modales (tanto en el vestir como en el vivir). Típico espejo de neurosis, esta página servirá de cajón de sastre para todas esas cosas que me da por escribir (con un mínimo de corrección) sobre mis aficiones favoritas. Adelante, adelante...

Una nueva tirada de dados... y van ocho

El jueves pasado debía lanzar los dados para ver de qué puñetas escribía yo en la próxima Opinión Aleatoria. Los días pasaron y no se hizo la tirada, pero ya está bien: vamos al tajo...

- TEMA: 8, "Juegos".
- Género: 4, "Ida de olla absoluta".


A ver qué me invento. Para la próxima semana habrá OA.
Que lo paséis bien.


mostrar 6 comentarios malevolentes
Enviar comentarios malevolentes a esta divagación
 
[Opinión NO aleatoria] La coña marinera del "Movie Whore"

Buenas noches. Leo en el blog de Ghanima uno de esos cuestionarios que pululan por la red. Esta vez se trata de saber si eres una "~*~ Movie Whore ~*~" (sigh) o similaribus. Aunque el motivo del test me parece una chorrada (y el nombre una tontuna), me ha hecho gracia lo de ver qué películas había visto de la lista...

Os explico: la cosa va de ir marcando con una "X" las pelis de hayas visto de un listado, y con un puntito (".") las que no. Si el total de "X" es más de 70, eres una "~*~ Movie Whore ~*~" (o un puñetero enfermo, claro). Al terminar, se supone que debes añadir cinco que no estén incluidas en la lista inicial, y pasarle la pelota al que quiera intentarlo.

Bueno, sin más preámbulos, os pongo el enlace de mi listado, rellenito y fácilmente observable pinchando AQUÍ... porque si cuelgo la lista entera en esta divagación la maqueta de la bitacora se me va a tomar viento.

Vaya tela. Me salen 187, así, sin fijarme en las que no sé exactamente cuál es la traducción del título al español. Más que la "puta del cine" soy la whiskería entera.

Añadiré mi granito de arena al invento. Mis cinco películas son:

X Saló... (la de Pasolini)
X Té y simpatía (Tea and sympathy)
X Dersu Uzala
X Doce hombres sin piedad (Twelve angry men)
X El Rey y yo (The King & I)


Y una de regalo:

X El Rey Escorpión (The Scorpion King, una Puta Obra Maestra como pocas)

Un saludo cordial.

PD: pasado mañana (jueves) hago la tiradita para la próxima opinión aleatoria. ¡Ea!



mostrar 1 comentarios malevolentes
Enviar comentarios malevolentes a esta divagación
 
7ª OA: El spleen y cómo combatirlo - Guía práctica anti-oj-curista

Todo el mundo se aburre de vez en cuando, es ley de vida. Desde que nacemos nos dejan aburrirnos en la incubadora, rodeados de otros pequeños aburridos. ¿Verdad?

Pues no.

Un bebé no se aburre porque todo es nuevo para él, no puede parar de conocer cosas nuevas y atrayentes aunque se lo proponga; nosotros, los adultos (pfffff), no somos así: ya hemos visto todas esas lucecitas que el ser humano ha terminado llamando "lámparas", esas cajas cuadradas que han venido a denominarse "cunas" y esos entes caminantes embutidos de tela blanca que habitualmente reciben el nombre de "enfermeras" (o de novicias clarisas, pero este texto no va de desviaciones sexuales... de momento).

A nosotros, los que pasamos de los 5 ó 6 años de edad, no nos impresionan estas pequeñas cosas, no porque sean habituales en nuestras vidas (que anda que no hace tiempo que no veo una cuna), sino porque ya las hemos visto muchas veces; nos han rodeado y se han convertido en parte de nuestras vidas, aunque sea tangencialmente. Hemos creado "nuestro universo", lleno de simplificaciones metafóricas de cualquier cosa que nos rodea o nos pudiese rodear. Un "universo propio" que no está formado por los recuerdos de cosas que vemos o vivimos, sino de comparaciones y símiles, de leyes que nos llevan a comparar lo ya experimentado con lo que se presenta como "nuevo" para nosotros, de normas psicológicas que nos obligan a encajonar la realidad en apartados estancos: una butaca Luis XVI, un taburete de Ikea y un sillón de orejas son, en definitiva, reflejos de nuestro cajón para el concepto "silla (y similares)".

Debería poner un par de ejemplos para dar luz a este concepto de "universo propio":

* Ejemplo 1: Vemos un cuadro y soltamos la típica frase: "pues es en plan realista, a lo Velázquez, pero en un contexto actual y unos colores chillones, como los cuadros del tío ese que se cortó la oreja" (permítaseme el ejemplo ficticio).
* Ejemplo 2: Vemos una película de aventuras, y pasamos a encasillar: "joer, si esto es como la primera escena de Indiana Jones y el Templo Maldito, pero con una canción clásica modernizada, un estilo mucho más recargado, muy kistch, y cambiando a la Capshaw por la Kidman" (otro ejemplo ficticio, constato, por más que le pese a alguno).

¿Qué hemos hecho? Correspondencias, símbolos adaptados a la realidad, encajonar las cualidades de algo. Si somos incapaces de encasillar alguna cosa es porque no tenemos referentes. Pero para la próxima vez nuestro referente será lo que acabamos de ver. El juego de nunca acabar: la creación de un "universo propio", un "mundo autorreferencial" donde las referencias (aunque no existan per sé) son incrustadas.

Y claro, cuando ya hemos montado toda esta "biblioteca" en nuestras mentes nos parece un mundo valorar algo sin relacionarlo con algo ya vivido-comtemplado-comido. "Sí, es como el gazpacho, pero menos líquido y con más sabor a ajo". Nada nos puede sorprender. Vivimos en un mundo tan mediático, tan urbano, tan accesible a cualquier cosa, tan lleno de información, que la falta de referentes no es un valorable ni determinante: somos capaces de ver todo lo que pasa en el mundo, de oír toda la música, de ver todos los cuadros, en internet, en televisión, en la literatura. Nada parece fascinarnos salvo lo prohibido o lo oculto, lo remoto. Para "entretenernos" bajamos a los pozos de la autocomplacencia ("¿para qué interesarme por lo que piense otra persona, si nosotros somos tan fascinantes?") o a la cloaca de la simple gratificación de los instintos más primarios: comer, dormir, sudar, beber, quemar calorías...

El problema no viene de ahora: desde que la ciudad es ciudad, tenemos casi todo a nuestro alcance. El tan cacareado Baudelaire escribió un poema titulado "Spleen" en el que mostraba su desencanto con la vida "moderna" (hablamos de hace la tira de años), donde el aburrimiento se instala históricamente en un mundo desencantado, frío, casi totalmente "referenciado". Este "spleen" es crónico; el mundo es una prisión y el deseo de partir, de vivir sucesos nuevos y extraños, exóticos, no "referenciados", es tan grande que nada nos llena anímicamente. Nada es suficiente, porque todo nos recuerda a algo. Y el gran mal de la humanidad es que, en cualquier sitio, habrá alguien que sienta ese deseo de huir de lo cotidiano. En todas partes existe el mismo pecado, el desierto del aburrimiento: nada es realmente nuevo. Y caemos en el "spleen", en la angustia vital (ejem).

Pues bien, voy a proponer una vacuna para todo ese infierno. Yo la practico y me da muy buenos resultados. ¡Tachán!

El método es muy sencillo: hacer los compartimentos de nuestro "universo propio" tan pequeños como sea posible. Hacer un cajón para el taburete de Ikea, otro para el butacón y otro para el sillón orejero. Y así, con todas las cosas. Delimitar la referencialidad: no buscar la correspondencia entre la película que ves y tu "cajón estanco" de referencias. No. Crear un nuevo "cajón" siempre que sea posible. Aprender a fascinarte con las cosas más tontas, buscándole el detalle que las "saque" del "cajón".

En definitiva, no ir de listo. He dicho.

NOTA: Siempre tendremos al típico "oj-curo" que se las da de angustiado, de harto de todo, de conocer el lado chungo de la vida y de haber experimentado todo, todo, todo... y lo mal que se siente porque nada tiene sentido. Sigh. Re-sigh... tras ea actitud sólo se oculta el deseo de destacar, de poder aparentar ser un "crack", el tipo que lo ha visto TODO y ha sobrevivido a ello, y ahora está muy triste, pero que mucho. Pero que es un "maldito" y mola un mazo. Vamos, estos lo que son, en definitiva, es una especie de pedantes sobraos que no necesitan palabras, sólo pose. Amos, anda, no me jodas vas a estar "angustiao" con 15 años, so mendrugo. ¿Me vas a hacer creer que ya nada te impresiona? Pringaete. ¿Se comprende ahora mi furibundo anti-oj-curismo? Eso espero)

NOTA 2: si alguien descubre cuál es el motivo para meter la imagen que he puesto para ilustrar la divagación, le regalo un boli bic de 10 colores.


mostrar 5 comentarios malevolentes
Enviar comentarios malevolentes a esta divagación
 
[Opinión NO Aleatoria] Encuesta musical
Siento el retraso con la ’Opinión Aleatoria’, pero diversas causas controlan mi tiempo (estudiar, el mundo laboral, tocarme los bajos).... Eso sí, como no quiero que el blog se me muera de inactividad, voy a meter un "OFF-TOPIC de la muette". Resulta que me han pasado el testigo de una encuesta musical desde AQUÍ, y no puedo menos que contestar a la propuesta con las siguientes respuestas:

1. Tamaño total de archivos de música en tu ordenador.

135 MB, consistentes en la banda sonora de ’Braindead’, el musical ’A shoggoth on the roof’ (una parodia lovecraftiana de ’El violinista sobre el tejado’) y canciones sueltas de Parálisis Permanente, Los Mojinos y Offspring. Tener un disco duro prehistórico es lo que tiene, que grabas muuucho en CDs y guardas poco en el PC en sí.

2. Último disco que te compraste.

Puesss... creo que ’The Rocky Horror Picture Show’, que, por cierto, desapareció en un cruce de préstamos. A saber dónde anda ahora el pobre.

3. Canción que estás escuchando en este momento.

Bruce Springsteen & Tina Turner: Dancing in the Dark (Live at Tokyo). Toma ya...

4. Cinco canciones que escuchas mucho y que, por tanto, tienen significado para tí:

1. ’The music of the night’, de ’El fantasma de la Ópera’. A fin de cuentas es MÍ canción. Por supuesto, interpretada por el magistral Michael Crawford.
2. ’Smoke gets in your eyes’ (versión soul de una vieja canción de 1933, del musical ’Roberta’), porque Los Platters eran (o son, que supongo que alguno seguirá vivo) la caña de España. ¡¡Viva el Soul!!
3. ’Moonlight Serenade’, de Glenn Miller. Un clasicazo de los de caerse de espaldas. Se supone que alguien le retó a hacer una balada romántica sin sección de cuerdas... y Miller hizo esta serenata sólo con vientos. Me encantan los retos que salen taaan bien.
4. ’La falsa moneda’, porque Imperio Argentina (y Concha Piquer) es lo mejor que ha tenido este país (vaaaale, país de adopción) dentro de la categoría de actriz-cantante. Si hubiese hablado en inglés y nacido en Mississippi la tendríamos hasta en la sopa, en plan Aretha Franklin. Pero qué se le va a hacer...
5. ’En tierra extraña’, el mejor "villancico" (sic) que he oído en mi vida. ¡La Piquer mola!

5. Personas a las que le paso el testigo:

Bufs. Mejor que cada cuál decida si sigue con este "despropósito" en sus propios blogs... y tal.

Saludos (y fin del OFF-TOPIC)

PD: el reaggetón, el reaggetón... anda qué....

Enviar comentarios malevolentes a esta divagación
 
"No es bueno dejar que Fossil elija tema", lloró el lector
Señoras y señores, ya está decidido: la 7ª OA, que será en definitiva una crítica, versará sobre el aburrimiento.
Sí, una crítica al aburrimiento. O, más bien, una crítica a ese mecanismo vital que nos obliga a aburrirnos en vez de buscar soluciones.
Léase también el ’azul’, el ’spleen’, el ’hartazgo vital’ y demás términos coñazo, aplicados a la lacra más infame de este mundo. Nos leemos en unos días.
Saludos.


mostrar 3 comentarios malevolentes
Enviar comentarios malevolentes a esta divagación
 
Tirada para la 7ª OA

Bienvenidos a una nueva edición de la tirada para elegir género y tema. Lanzo los daditos y sale:

- TEMA: 10, "A la elección del Fossil".
- Género: 2, "Crítica".


Vaya, vaya. Me toca mojarme. El próximo lunes, día 2 de mayo (vamos, mañana mismo) publicaré aquí el tema definitivo. Dejadme pensar....
Saludos



Enviar comentarios malevolentes a esta divagación
 
6ª OA: Particulares y empresarios se lanzan a la compra de "dominios papales"

El pasado once de abril, ocho días antes de que se conociese la identidad del nuevo Papa de la Iglesia Católica, una empresa bilbaína de ’hosting’ registró el dominio "www.benedictoxvi.com". Diez días antes, el primero de abril, un escritor estadounidense registró "www.benedictxvi.com".

La identidad del nuevo Obispo de Roma se conoció el 19 de abril, por lo que podría resultarnos sorprendente la clarividencia de los empresarios vascos y el escritor americano. ¿Sorprendente? En absoluto: nada más fallecer Juan pablo II hubo una avalancha de solucitudes de compra a servicios de venta de dominios sobre los posibles nombres del nuevo pontífice. Se "jugó" con cualquier posibilidad. Por ejemplo, el dominio "www.juanpabloiii.com" fue registrado el primer día de abril por una empresa estadounidense.

El motivo de la rápida compra de los dominios es, sin lugar a dudas, la enorme publicidad que la empresa de Bilbao y el escritor estadounidense lograrán entre la comunidad internauta gracias a su "profético" negocio. Este tipo de noticias son muy populares entre las páginas web dedicadas a contarnos curiosidades de la red de redes. Cabe la posibilidad de que los compradores obtengan sumas importantes de dinero si deciden comerciar con los dominios. De hecho, ya ha comenzado la especulación: en la web "www.sedo.com", página de compraventa de dominios, ya han puesto a la venta "www.benedictoxvi.net", "www.benedicto-xvi.com" y "www.benedictxvi.com.mx".

Asimismo, la Iglesia Católica podría exigir la cesión (a razón de 1500 dólares por cada una) de las direcciones ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, organismo que, según fuentes legales, daría la razón al Vaticano por usurpación de nombre público.


mostrar 2 comentarios malevolentes
Enviar comentarios malevolentes a esta divagación
 
Los malditos retrasos
Rogamos, desde la dirección de esta bitácora, disculpen el retraso en la publicación de la 6ª Opinión Aleatoria. Nuestro redactor principal acaba de comenzar una nueva singladura profesional, y estos últimos días ha estado muy liado.
Mañana o pasado, publicaremos en ésta su web el mensaje de rigor.
Saludos, ciudadanos. Les mantendremos informados.



Enviar comentarios malevolentes a esta divagación
 
Buscando tema para la 6ª OA

Tras el inmenso tocho de la 5ª ’Opinión Aleatoria’, volvemos a realizar la tirada en la tabla. Sacamos los dados y procedemos, ante testigos en un canal de IRC de infausto nombre, a "darle al tema":

* Dado de 10 caras, sale un 2. Tema: internet.
* Dado de 6 caras, sale un 5. Género: noticia.

Ya sabéis lo que toca. Dentro de 3 ó 4 días (ya no me pienso "pillar los dedos" con fechas exactas), una noticia sobre el mundo internetero.

Aquí os espero (comiendo huevo).


mostrar 2 comentarios malevolentes
Enviar comentarios malevolentes a esta divagación
 
5ª OA: Té: ¿bolsitas (el infierno) o granel (el cielo)?

Hace muchísimos años que la industria alimentaria española decidió, en un alarde de ingenio sin precedentes, que el té crece en su arbusto cubierto con una bolsita de muselina, molido (que no desmenuzado) y metido en una caja de cartón de color rojo "pasión".

Desde hace tantos o más años, los consumidores españoles decidieron que, si todas las compañías alimentarias te vendían el té en bolsitas y cajas de cartón, el concepto debía ser bueno y natural. Vamos, que era la forma correcta de tomar té: meter un papelote lleno de polvitos inidentificables en agua caliente y degustarla poniendo cara de "ah, cómo me gusta este agua hervida que sabe a... a... agua de color rosa". No faltaba el que se las daba de chic y ’bon vivant’ por pedir que, en vez de ponerles la marca de té habitual de la cafetería, se le pusiese un ’Pompadour’ con una "nubecilla de leche".

Acabáramos... A eso yo digo NO. ¿A qué? ¡¡¡A todo, por Dios!!!

La gente de mi generación no se acercaba al té ni a tiros, porque sabía a agua sucia, a hervir papelotes en una tacita. El remedio solía consistir en ponerle mucho azucar; así el dulzor ocultaba el sabor claramente anodino. De hecho, típica era (y aún es) la chusca pregunta: "¿cómo es posible que ’esto’ les guste a los ingleses?". Si es que cuestionarse eso es lo más normal del mundo. Y la contestación es sumamente sencilla: porque, amigo, eso que tomas se parece tanto a un verdadero té como una barra de chopped a un delicioso ’jamón cinco jotas’.

Porque el té es una de esas cosas que han terminado vertebrando sociedades y costumbres, si no ancestrales sí muy longevas (¿les suena a ustedes eso del ’té de las cinco’? ¿O la archiconocida ’ceremonia del té’ japonesa’? ¿O acaso no les resulta evocador ver preparar té moruno, con esas teteras metálicas y esos vasos de vidrio decorados con vivos colores?)

Amigos míos, el té es, posiblemente, el alimento que más hemos de conocer si queremos tener una visión antropológico-geográfica mundial. "¿Y el café?", me dirá alguno. Y yo, cómo no puede ser menos, diré que sí, que ’la cultura del café’ es esencial en nuestra sociedad, más que nada porque este país lo tuvo en ingentes cantidades y nunca llegamos a tener colonias en Asia. El café es, en España, más una costumbre que un producto apreciado "en serio". Y si no, pregúntense cuántas personas conocen que se deleiten ante un Blue Mountain jamaicano o sepan distinguir entre unos granos congoleños o unos brasileños. No, ni "flowers". La gente pide el café con leche (craso error, el sabor genuino se pierde), con mucha leche, le echa leche condensada (imagínense que a la tortilla de patata le ponemos una capita de mermelada de naranja amarga... que asco, ¿verdad?), lo mezcla con licores fuertes (más que nada para aguantar las duras mañanas bajo cero, no por la condición de grato sabor que se consigue). Porque el mundo del café no será, ni ha sido, tan variado, tan maravillosamente evocador de otras culturas, tan importante, como el del té.

Además, que uno queda infinitamente mejor pidiendo en una cafetería un Darjeeling de Second Flush, Flower Orange Pekoe con muchos Golden Tips... que gritando "¡un cortao!". Vamos, ni por aproximación, oiga. Y si ya se pone usted estupendo y le dice al camarero que si tienen té de Kenilworth, o Lapsang Souchong... sinceramente, ha triunfado. Eso sí, debo advertir que hacer tal alarde en una cafetería-tetería en la que SABES que no tienen ni idea de lo que estás pidiendo es tan grosero y de mal gusto como meter el dedo en vez de la cucharilla para remover el azucar. Bueno, diría que es tan grosero como meter el dedo después de rascarse la nariz por dentro, pero tampoco es cuestión de hacerles vomitar, amigos. El verdadero caballero/dama JAMÁS (repito, JAMÁS) se regodeará de sus conocimientos ni hará alarde de su "estilo" ante nadie... simplemente, disfrutará de una capacidad de elección mayor que la de la gente que no le ha venido en gana informarse más de lo que todos tenemos a mano: la variedad y la excelencia. Y la excelencia en nuestros gustos no es cara o no debería serlo, ¡no señor! El "conocedor" (no voy a usar palabras francesas en este mensaje, espero que sabrán perdonarme) sabe perfectamente que por un muy módico precio puede degustar la mejor calidad, sin esnobismos ni tonterías clasistas.

Sé que la labor de resumir en este pequeño texto la enorme cantidad de tipos de té en el mundo es imposible; así que, por partes, me limitaré a:

a) Ofrecerles un listado tipológico que espero servirá para que puedan acercarse al mundo del té por su cuenta, con unos pequeños conocimientos previos que nunca están de más. Recuerden, un caballero/dama se hace a sí mismo, no nace. Y se hace por ansia de conocimiento, no por ganas de "destacar" ante los demás.

b) Darles una pauta de cómo se sirve un té a la manera tradicional inglesa (para mí la más correcta, pues magnifica el sabor y el placer de degustar esta bebida). Si esta ’Opinión Aleatoria’ resulta un éxito, quizás en próximas entregas, y saltándome la aleatoriedad intrínseca de la bitácora, cuelgue algún texto más sobre otras formas de preparar el té en diversas partes del mundo. Espero sus críticas.

Sin más dilación, comienzo con el punto A.

Tipos de té

Podríamos, a grandes rasgos, dividir el té en regiones cosecheras; después, según su color (negro, verde, rojo o blanco); más tarde, según la regla de los "cinco grados" (que se corresponde con la forma de selección, cribado o graduación de la hoja) pero como eso sería muy largo, lo dejo para futuros textos; finalmente, añadiremos a todo este batiburrillo los tés aromátizados y la mezclas o ’blends’ (que suelen saltarse las clasificaciónes anteriores).

Empecemos por las regiones. Sólo reseñaré las más importantes, con las distintas (y más reseñables) variedades:

LA INDIA: los tés hindús son extremadamente variados unos de otros, según la región de producción y la variedad de la planta en sí. Entre las subregiones más importantes debo destacar:
* Darjeeling: presentan aromas muy distintos, según la época del año de cada cosecha: el ’First Flush’ (cosecha de abril y mayo) ofrece un té astringente y perfumado. El ’Second Flush’ (junio y agosto), suave. La cosecha de otoño es posiblemente la mejor, porque el sabor es una mezcla casi perfecta de la ’First’ y la ’Second Flush’.
* Assam: bastante más fuerte y malteado, sea cual sea la época de la cosecha. Ofrece mucho sabor y cuerpo, y el color de la infusión es bermejo e intenso. Decididamente, yo prefiero el Darjeeling, que me resulta más sofisticado.
* Dooars y Terai: suelen utilizarse para hacer mezclas, por su indefinición. Son tés sin "personalidad", buenos para experimentar con sabores afrutados. El té hindú es proclive a verse mezclado sin piedad por las grandes compañias inglesas. Miles de ’blends’ usan Terai. ¡Compruébenlo, compruébenlo!

CHINA:diecisiete provincias, DIECISIETE, producen la mayor variedad mundial de tés de calidad. Utilizando un símil, China sería la ’Torre de Babel’ de los tés. Eso sí, no suele especificarse la plantación ni la cosecha. Entre los tés chinos más importantes encontramos:
* Keemun: posiblemente uno de los tés más populares de China. Hojas cortas muy negras y enrolladas. Su aroma es floral, recordando a la esencia de orquídea. Todo un lujazo, sí señor.
* Lapsang Souchong: otro té curioso. Negro, de hoja grande, y... ahumado sobre madera. El equivalente del ’bourbon’ entre los tés. Su sabor no será del agrado de todos, pero si te acostumbras, te termina enganchando. Es muy sofisticado y el aroma no deja a nadie indiferente. A mí me gusta mucho, pero abusar de su uso me termina cansando. Más una curiosidad que un ’té de cabecera’.
* Gunpowder: el té verde más popular del mundo. Mi preferido, sin duda, si hablamos de tés verdes. Su infusión es brillante y un tanto amarga. Eso sí, es el mejor para preparar té moruno.
* Yunnan: similar al de Assam, es el único té chino que puede tomarse con leche. Es muy denso, y no resulta nada astringente. Eso sí, debemos mantener la infusión más de 5 minutos para lograr un Yunnan perfecto. Tampoco llegen ustedes a los seis, por supuesto. Que esto no es un cocido madrileño.
* Pu-Erh: famosísimo té rojo, con efectos muy beneficiosos para la salud. Hay toda una leyenda montada sobre el Pu-Erh: que si lo fermentan monjes en pequeños subterráneos, que sí tal y Pascual. Lo importante es que es muy fácil de conseguir hoy en día. Se ha puesto de moda entre los ’snobs’ y la gente que cuida la línea. Pero no se engañen, este té es bueno de verdad. No hay que ser un imbécil para valorarlo. Es magnífico y punto.
* Oolong: otro de los clásicos. Infusión clara de color rojizo, sin acritud ni amargor. La suavidad hecha té.
* Pai Mu Tan o té blanco: se trata de una fermentación especial que produce una infusión ligera. No se acobarden por su sabor, un tanto leguminoso. El té blanco es muy nutritivo y beneficioso para la salud. Toda una fuente de bienestar, contiene muy poca teína y es ideal para tomar pocas horas antes de irse a dormir. Curiosamente, se ha puesto de moda ultimamente. Espero que dure, porque es uno de mis tés favoritos. Recomiendo mantenerlo más de 7 minutos en infusión.

CEILÁN: la isla mantiene tres tipos generales de té: la tierras altas, infusiones amarillas y suaves; las medias, consistentes y rojos; las bajas, fuertes y negros. Es un té muy consolidado en la industria, y merece un respeto porque sus productores mantienen la calidad constante desde hace muuuchos años.

JAVA Y SUMATRA: muy similares a los de Ceilán, el té de Sumatra es brillante, ligero y un poco dulzón. Suele usarse en mezclas.

JAPÓN: como era de esperar, sólo produce tés verdes, que son los típicos de la zona. Hay que dejarlos muy poco tiempo en infusión, si no queremos correr el riesgo de estropear su delicadeza. Las variedades mas importantes son:
* Sencha Fukujyu: un té de calidad suprema (miren los precios, miren) procedente de la región de Shizuoka en las laderas del Fujiyama. El sabor es muy delicado y beberlo resulta aplastantemente evocador.
* Bancha: procede de la última cosecha, de hojas largas y duras. Su sabor es suavecito y se puede tomar por la noche, porque es posiblemente uno de los tés con menos teína del mercado. Eso sí, caro también, como todos los nipones. Será cosas de la distancia... o algo.
* Genmaicha: la típica manía de mezclarlo todo con arroz. Té y arroz inflado en infusión, con un toque "saladito". A mí me resulta una guarrería, pero oiga, que es uno de los más populares. Prefiero no opinar.
* Matcha: el que se usa en la archiconocida ceremonia del té. Pulverizado para conseguir una infusión verdosa y astringente. Si lo cuece más de 30 segundos es usted un malvado, que lo sepa.

Sé que me dejo en el tintero muchos lugares y zonas, pero es que si no esto se haría eterno.

Para terminar con la clasificación, comentaré los principales tés aromatizados y las mezclas más típicas.

Como introducción a las mezclas, diré que absolutamente todas las compañías crean sus propias mezclas para adaptarse a los gustos del mercado o a circunstancias como la hora del día. Eso sí, hay mezclas "universales" que suelen contener ingredientes similares sea quien sea su comercializador. Los ejemplos más relevantes son:

* English Breakfast: la típica-tópica mezcla de desayuno inglés. Suele componerse de tés de hoja rota de las regiones clásicas. Fuerte, aromático, con muchos ’golden tips’ (por lo que resulta, desde mi punto de vista, un tanto dulzón).

* Irish Breakfast: té oscuro que suele mezclar la variedad assámica con cosechas de Sumatra. Pura fuerza, ideal para desayunar. Muy oscuro, a veces se usa como sustituto del café.

Sobre los tés aromatizados, decir que no son una ’esnobez’ de estos tiempos. Desde hace siglos (desde su invención, vamos) en China se ha mezclado el té con especias, flores o aceites de frutas. De hecho, es un bonito ejercicio "crear" tus propias mezclas aromatizadas usando bases de té negro o verde y añadiéndole ’curiosidades’. Sin duda, entre los más populares encontramos el de jazmín, el de rosas, el de canela... y sobre todos ellos, el...

EARL GREY: sin duda, mi favorito. Una mezcla redescubierta a principios del pasado siglo (je, nada de Sherlock Holmes tomando Earl Grey, que conste) que se ha convertido en el té perfumado más famoso del mundo. Mezcla tés chinos negros con esencia de bergamota, que viene a ser una especie de fruta muy similar (si no idéntica) a la lima.

Finalizado el listado prometido, ahora paso a ofrecerles una guía somera (y espero que útil) para conseguir una infusión correcta al estilo británico. No me lo agradezcan, no. Mándenme sus cuentas bancarias y el pin de sus tarjetas de crédito. Graciaaaaaas.

La taza inglesa perfecta

1. Calentar el agua. No nos pongamos tontinos: da lo mismo un hervidor tradicional que un cazo. Si alguien les dice que usar un cazo está mal ustedes simplemente miren hacia otro lado, sonrían, y más tarde, en la intimidad, ríanse a gusto. No hay peor ’snob’ que un ’snob’ inglés, créanme.
2. Use hojas sueltas bien conservadas (nada de bolsitas) y una tetera apropiada. ¿Qué es apropiado? Preferiblemente usaremos porcelana, pero las teteras de metal tampoco están mal vistas. Eso sí, nada de madera ni cosas psicotrópicas: cuanto más tradicional, mejor.
3 .Cuando el agua esté a punto de hervir verter un poco en la tetera, removerla por las paredes y tirarla. Esto es más una medida de higiene que otra cosa. Sirve para que los restos posibles o el polvo no sean parte de nuestra infusión (iiiij, que ajco). Claro que, de esto, los ingleses han hecho toda una tradición. Nosotros preferimos pensar en cuestiones prácticas.
4. Colocar en la tetera (o en un filtro dentro de ella) una cucharada de té por taza a servir y una más "para la tetera". Esto de "para la tetera" es una tontería que viene a significar que cada taza debe llevar un poco más de té para resultar perfecta.
5. Verter el agua hirviendo sobre el té. NUNCA meter el té en el agua hirviendo, que es una guarrería y además mancha mucho. Para aprovechar todo el sabor es importante que en el agua haya bastante oxígeno, así que nada de cocer y recocer el agua. ¿Temperatura adecuada? 95 grados para tés negros u ooolong; entre 75 y 95 para blancos y verdes. Cuanto mejor es el té, menos temperatura debemos aplicar a la infusión.
6. Tapar la tetera y esperar unos minutos (según el tipo de hoja). Si se utiliza filtro, retirarlo cuando la infusión alcance el color deseado.
7. Si tomamos el té con leche, es preferible calentarla antes un poco para que no se forme nata. Eso sí, para los más finolis, nada de leche ni limón, que son muy horteras. Mejor sin mezclas.


En fin, espero haber conseguido que les interese un poco más el mundo del té. Yo soy un apasionado. Y en la variedad está el gusto: experimenten, prueben varias marcas. Y que pasen una muy buena mañana/tarde/noche. Saludos.


mostrar 5 comentarios malevolentes
Enviar comentarios malevolentes a esta divagación
 
visitantes
Blog anterior
Desde aquí abajo

Las divagaciones enviadas por los ciudadanos dreamers son de "libre expresión", no expresan necesariamente las opiniones de dreamers.com, y están sujetos a las mismas reglas que los mensajes en los foros, especificadas en "© Copyright, responsabilidades y condiciones de uso en dreamers.com y el Universo Dreamers ®".
Si estás interesado en participar con tus divagaciones y crearte tu propio blog puedes hacerlo desde Ciudadanos Dreamers.